Mientras todos los medios tienen los ojos puestos en las elecciones griegas los ataques racistas contra inmigrantes continúan aumentando. Manifestaciones como ésta en el barrio de Pérama para decir no a los fascistas de “Amanecer Dorado” y a los grupúsculos neo nazis son muy necesarias.